Sin Cerco
http://sincerco.com.ar/2019/04/17/rapto-el-reflejo-de-una-cultura-que-se-reinventa-a-si-misma/
Export date: Fri Jul 3 11:58:09 2020 / +0000 GMT

Rapto: el reflejo de una cultura que se reinventa a sí misma




Por Azul Martínez

 

El 2019 empezó con una energía diferente a la que hubo años anteriores, luego de que Cambiemos asumiera el mando nacional en diciembre del 2015. Como todo año electoral, el transcurrir de estos meses estará definido por todo el juego político previo al cierre de las urnas. En Santa Fe y particularmente en Rosario, un deslucido socialismo, con el acumulado de años de gestión a cuesta, intenta renovarse para volver a seducir a la ciudadanía provincial. Por ahora, la campaña se centró en sumar algunas figuras del ámbito mediático rosarino y destacar los avances logrados a fuerza de un plan de políticas públicas continuas, sobre todo en lo que respecta a salud y cultura, los dos baluartes de su gobierno. El primero obtuvo un énfasis mayor ante la opinión popular el año pasado, gracias al debate y votación del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que aún sigue en vigencia y esperando volver a ser tratado.

Por el lado de la cultura, las distintas políticas que el socialismo sostiene año a año se materializan en un sinfín de concursos, programas de estímulos a la producción, espacios para feria de emprendedores, talleres barriales, festivales y decenas de otras propuestas convocantes. “Al socialismo se le pueden criticar muchísimas cosas por cómo las hizo y cómo las hace, pero no porque no hayan hecho”. Con esa frase, el periodista y gestor cultural Lucas Canalda va mucho más allá de lo que para él significa la gestión del gobierno provincial y municipal y se sitúa en la vereda de los que reconocen los avances, pero no se quedan conformes. Porque la palabra cultura es amplia en su significado, pero también en su práctica y dentro de Rosario habitan un montón de expresiones artísticas, de espacios culturales y de movidas autogestivas que todavía no lograron ocupar su lugar en la agenda política, quedando a la sombra de una ley que los reconozca y regule su funcionamiento.

En este escenario dual nace Rapto, proyecto transmedia que Canalda y el fotógrafo y programador Renzo Leonard idearon durante el 2016 y que se concentra sobre el circuito cultural under: “de una ciudad donde autogestión y contracultura se entremezclan con un Estado que impulsa con el mismo ímpetu con que baja persianas”, como afirman sus autores en la contratapa de su libro. No es la cultura que está legitimada por el gobierno, la de las gacetillas, la que los medios de comunicación masivos nombran y difunden, las de las publicidades oficiales. Es una cultura que subyace a todo este entramado, pero que está ahí nomás, tocando canciones por Peatonal Córdoba, haciendo acrobacias en el Parque España, leyendo poesía dentro del bar Jekill, agitando en los galpones y copando las noches rosarinas frente a un público que año a año se renueva y que, sin embargo, no ha dejado de ser el mismo.

 

Los comienzos

Fue durante el 2016 que Canalda y Leonard se lanzan a idear Rapto, motivados por la idea de crear un medio donde pudieran darle voz a toda una generación de artistas que fueron y son los encargados de impulsar un circuito cultural alternativo en la ciudad. “Rapto sale para poder visualizar esos lugares que frecuentábamos nosotros, donde notábamos que se estaba generando muchísimo contenido que no veíamos reflejado en ningún lado. También queríamos hacer notar que en la Argentina se habla de un supuesto federalismo que en verdad es falso, porque tenemos una cultura que es muy centralista y que se concentra más que nada en Capital Federal. Con Rapto buscamos echar una luz sobre lo que ocurre acá y poder sentirnos orgullosos con todo lo que hacemos y lo que se genera, sin estar tan pendientes de lo que pasa afuera”, destacó Canalda.

Desde ese momento, ambos amigos se dedicaron a pensar en profundidad cómo plasmar de una forma clara y atractiva la identidad y la estética que querían darle a su proyecto. No fue casualidad que el impulso por crear Rapto se diera en un momento que fue decisivo para muchos centros culturales de la ciudad que, un poco por el cambio de Gobierno y otro poco por la ausencia de una figura legal que los reconociera y les permitiera funcionar con sus actividades de forma legal, veían afectada su permanencia.
“Yo siento que muchas veces es inconexo el mensaje que da el socialismo porque permite que cierren lugares que son parte de su propio circuito cultural"

El escenario se repetía en todos de manera similar: impuestos altísimos, quejas de vecinos, mediaciones, sucesivas clausuras, multas y un público que muchas veces no alcanzaba para afrontar los gastos. Esta situación, más que desalentadora para cientos de expresiones artísticas y culturales, terminó empujando el cierre de espacios como: Bienvenida Casandra, La Chamuyera, Nómade, El Espiral y el Olimpo.

“Yo siento que muchas veces es inconexo el mensaje que da el socialismo porque permite que cierren lugares que son parte de su propio circuito cultural, lugares que se usaban como sede de sus propias actividades. La pregunta que hay que hacerse hoy es en qué se transformaron todos estos lugares que cerraron sus puertas en los últimos años y no sorprende que la mayoría terminen siendo edificios, porque es lo que requiere el modelo especulativo de la soja y la plata que no sabemos de dónde viene, factores que son parte de este sistema y de esta ciudad”, remarcó el periodista.

Puesta en marcha

Luego de meses de trabajo, los amigos devenidos en socios ganaron la Convocatoria Espacio Santafesino 2017, dependiente del Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia, en la categoría Proyecto Transmedia. El formato transmedia se presentó, según Canalda, como un paso natural para encauzar todo el laburo previo que ya venían haciendo. A su vez, el premio les permitió financiar su libro y desarrollar una página web de Rapto, con las notas escritas y las fotos. Esta página contiene una plataforma de podcast que fueron pensados y realizados por seis periodistas y artistas de la ciudad. Los mismos están abocados a la cultura rosarina desde distintas temáticas como: literatura, feminismo, producción musical, gestores culturales, el punk rock y su trabajo en los barrios, el comic y las historietas.
"Creo que en momentos como este la única forma de resistir se da en lo colectivo”.

A través de las múltiples entrevistas que Canalda y todo el equipo de Rapto fueron realizando, se desanda un largo camino de historias, momentos, reflexiones y preguntas que conforman el lenguaje de una esfera cultural que se potencia a sí misma. Según Lucas: “si bien en Rapto no somos un colectivo, si me parece que para nuestra generación hay muchos procesos colectivos donde la horizontalidad nos marcó y a través de los años siempre pienso en lo que implicó, primero El Galpón Okupa, Planeta X y otros proyectos que han tenido mucha relevancia y han sido significativos para mucha gente como por ejemplo la radio Planeta Cabezón. Hoy en día se está generando un sentimiento colectivo que también aflora por un montón de movimientos sociopolíticos que se están dando. Creo que en momentos como este la única forma de resistir se da en lo colectivo”.

En este contexto, en donde para muchos medios tradicionales aflora la necesidad de correr detrás de la agenda y donde la dinámica de los clicks controla gran parte del circuito mediático hegemónico, Canalda y Leonard apostaron a la premisa: “nuestras fotos, nuestros libros”. Esta síntesis opera para reflejar el espíritu de un proyecto que se concentra en realizar contenidos 100% propios que se distingan del flujo de información e imágenes replicados de forma constante por gran cantidad de medios de comunicación. “Desde que arrancamos Rapto vimos que éramos los pocos que estábamos haciendo fotos originales y estas mismas se están replicando en otros sitios. De hecho, Juani Favre usó toda la vida el pelo largo y la primera foto con pelo corto es la de Rapto y hasta hoy en día otros medios usan nuestra foto porque nadie más en cuatro años le sacó una”, señaló Canalda.

Podcasts en escena

Entre las personas que abordaron el terreno Podcasts de Rapto se encuentra el propio Canalda, el músico Eloy Quintana, los periodistas Juan Cruz Revello y Mariano Abrach y las periodistas Morena Pardo y Paula Turina, las dos integrantes más jóvenes del proyecto, dato que no es menor. Según Lucas, al pensar a Rapto con la idea de generar un contenido propio, o de autor, trasladaron esa idea también al plano laboral, buscando incorporar gente diferente, joven y con ideas nuevas. Para los autores la ecuación era sencilla, si iban a ser un medio nuevo que le daría voz a su generación, el proyecto debía sea parte de una renovación también dentro del equipo.

Paula Turina es Licenciada en Comunicación Social, periodista y apasionada de la escritura y el trabajo literario local. Se sumó a participar de Rapto por invitación de Lucas, que pensó en ella para que dirigiera el podcast Palabras Rosarinas que aborda, desde distintas entrevistas, la literatura y el trabajo de las editoriales en la ciudad. Si bien Paula nunca había conducido un podcast, si había incursionado en este formato como oyente y decidió aceptar el desafío de llevarlo adelante, contando con plena libertad para armar la propuesta según su criterio. “La idea mía fue enmarcarlo dentro del contexto de lo que implica escribir desde Rosario y abordar algunas preguntas desde ahí como, por ejemplo: qué relación hay entre Rosario y Buenos Aires, si es necesario que un escritor vaya a Capital para tener otra llegada o no y por supuesto hablar de la escritura dentro de un momento político como este, de crisis en todos los ámbitos”, señaló Turina.

Durante el 2018 se grabaron todos los capítulos, no sólo de Palabras Rosarinas, sino también de las otras cinco secciones de podcast que integran Rapto. En su caso, Paula armó una lista amplia de personas a las que quería entrevistar, con la definición de que haya paridad de género y distintas edades, para darle un lugar a las voces más jóvenes y amateurs. Por otra parte, Lucas y Renzo decidieron no subir todos los capítulos a la web e ir lanzándolos de a poco durante el transcurso de estos meses. Por ahora la sección de Paula cuenta con tres entrevistas, pero ella grabó alrededor de doce capítulos, donde participaron escritores y gestores literarios de la ciudad como Pablo Colacrai, Manuel Díaz, Alejandra Mendez, Javier Núñez y Natalia Massei, entre otros nombres.

“Yo creo que Rapto es una gran pantalla porque Lucas hace relaciones no solo en Rosario, sino también en otras provincias y el libro está circulando por otros lados. Hay un montón de referencias sobre lo que pasa en Rosario y creo que puede llegar a servir para que en otros lugares vean lo que la ciudad ofrece. También para los mismos rosarinos y rosarinas, ya que siempre está esto de cuánto nos leemos entre nosotros. Creo que lo que a mí más me gustó del proyecto es que sea un lugar más para poder acercar la literatura de Rosario no solo aquellos aficionados, sino también a otro público, que sirva para dar a conocer e incentivar”, declaró la periodista.

Dentro de la sección Podcasts también se encuentra “Se va a Caer”, que, como indica el sitio, se propone abordar los feminismos desde una perspectiva diversa, inclusiva y local y es conducido por Morena Pardo, también licenciada en Comunicación Social y activa militante feminista, integrante del colectivo Ni Una Menos Rosario. En el caso de Morena, su amistad con Lucas y Renzo la llevó a participar del proyecto desde un primer momento, incluso antes de que lo presentaran a Espacio Santafesino. Eso le permitió sentir una gran cercanía con Rapto desde sus inicios e idear una propuesta de podcast que, según ella, luego fue mutando hacia otra dirección.

“Yo venía charlando con muchas periodistas feministas la posibilidad de plantear una agenda proactiva, corrernos del lugar de estar siempre detrás de los femicidios, de la violencia, incluso del aborto que después fue de relevancia nacional y obligada. La idea era abordar una agenda que tuviera que ver con contar historias desde los feminismos por un montón de otras cuestiones y también pensar en cómo el feminismo atraviesa a toda la sociedad y a muchas actividades, doctrinas e identidades. Quizás en un primer momento yo había pensado enfocarme en la historia del movimiento de mujeres en Rosario, o algo sobre ESI, sobre aborto y después cambié todo”, señaló Morena.

Actualmente en la web se encuentran subidas dos entrevistas de las ocho que grabó. Una es a la joven realizadora audiovisual y fotógrafa Josefina Baridón y la otra a la pastora evangelista, cristiana, lesbiana y militante del colectivo LQTBIQ, Laura Villagra. Pardo adelantó que en próximos capítulos se abordarán temáticas como las identidades no binarias y el activismo gorde, con el cual se interiorizó durante el Encuentro de Mujeres que se hizo en Resistencia, al participar de un taller que abordaba este tipo de militancia y que, entre otras cosas, se proponía poner en jaque los dispositivos de control que el sistema patriarcal ejerce sobre los cuerpos.

 

Foto cortesía de Rapto
Post date: 2019-04-17 21:06:35
Post date GMT: 2019-04-17 21:06:35

Post modified date: 2019-04-17 21:42:22
Post modified date GMT: 2019-04-17 21:42:22

Export date: Fri Jul 3 11:58:09 2020 / +0000 GMT
This page was exported from Sin Cerco [ http://sincerco.com.ar ]
Export of Post and Page has been powered by [ Universal Post Manager ] plugin from www.ProfProjects.com