Sin Cerco
http://sincerco.com.ar/2018/06/26/esas-balas-cantan-otra-cosa/
Export date: Mon Dec 6 14:20:42 2021 / +0000 GMT

Esas balas cantan otra cosa




Texto y fotografías: Cristian Maiola.

"Pura sonrisa, cariñoso, un petiso retacón con salidas inesperadas. Así recuerdan a Carlitos Godoy". La primera oración escrita por Sonia Tessa en la primera entrega de la colección Escribirte en la historia, una iniciativa del Centro de Estudios del Museo de la Memoria, es el inicio de una crónica plagada de anécdotas, recuerdos familiares, relatos y descripciones de la forma de ser de Carlos Godoy, un joven asesinado por la policía santafesina el 24 de mayo de 2015.

Carlos Godoy tenía 25 años cuando en el puente Sorrento, ubicado en la zona norte de Rosario, recibió dos disparos bajando una escalera angosta que lleva a una placita con juegos infantiles en el barrio Empalme Graneros. Los dos policías que dispararon cuentan que se dirigían en una moto a hacer horas extras en el Comando Radioeléctrico cuando dos pibes quisieron robarles al cruzar el puente, por lo que se generó un tiroteo. Uno de los asaltantes pudo escapar pero el otro cayó herido. Según testigos, no hubo enfrentamiento: Carlos fue abatido por la espalda y rematado en el suelo; luego, le plantaron un arma. Mientras, la causa judicial está llena de baches e incorrecciones.

Pero, ¿por qué escribir la historia de un pibe pobre muerto bajo balas policiales hace más de 3 años? ¿Por qué contar desde una institución como el Museo de la Memoria un caso de gatillo fácil? El jueves 21 de junio, en el Museo de la Memoria, se presentó la primera entrega de 10 fascículos de la colección Escribirte en la historia. El proyecto se presenta "como una política pública de la Memoria que busca indagar y difundir las consecuencias que produce en las comunidades locales la violencia de Estado en su manifestación más letal". Leandro Bartolomeo, coordinador del proyecto, explicó durante la presentación que "fue un proceso muy extenso que arrancó con una pregunta: ¿de qué modo se narran y quedan inscriptas esas nuevas formas de violencia del Estado de nuestra historia reciente?". En ese sentido, habló de otros proyectos que han tomado la temática y que tuvieron en cuenta cuando se propusieron llevar a cabo el proyecto junto con el equipo de trabajo. Entre ellos, la biografía escolar de David Moreira -linchado por vecinos de barrio Azcuénaga tras un robo en marzo de 2014- escrita por Adrián Gomez, Operación Masacre de Rodolfo Walsh o Cuando muera quiero que me toquen cumbia de Cristian Alarcón.

En la crónica, a Carlitos lo extrañan sus padres, sus hermanos, su última pareja y su ex, sus amigos con quienes jugaba a la pelota, salía a pescar o a "gomerear". Este pibe de 25 años trabajaba por la mañana en una distribuidora de Génova y Provincias Unidas y por la tarde, en el taller mecánico de su ex suegro. Su familia tiene la necesidad de sostener su inocencia. Vicente, el padre, explicóque su hijo "no era de esas clases, él no era de ese ambiente -del delito-", aunque, como dijo, la zona donde viven "canta otra cosa". Bien lo analizó Sonia Tessa: "El barrio canta otra cosa es una forma de decir que cualquier joven que viva en esa parte de Empalmes Graneros es sospechoso". El gatillo fácil como paisaje cotidiano y esperable en la vida de los pibes.

Sin embargo, los organizadores explicaron que el eje de la crónica no podía ser la inocencia -noción no necesaria para defender el Estado de Derecho-, sino la violencia del Estado en tiempos de democracia. Tal como se escribe en el fascículo, la violencia institucional sigue gozando de la indiferencia de quienes creen que no les va a tocar porque "no andan en nada": "El algo habrán hecho se mantiene vivo en las instituciones”.

A su vez, Carlitos era alguien. A diferencia del proyecto Déjame que te cuente, también del Museo -que narra las historias de las personas de Rosario que fueron desaparecidas y asesinadas durante el terrorismo de Estado-, esta crónica da cuenta de quién fue Carlitos y al mismo tiempo de la necesidad de narrar los hechos sucedidos el 24 de mayo de 2015 para impulsar el proceso judicial. En el mismo, el fiscal de homicidios dolosos Miguel Moreno dio por buena la versión policial desde un primer momento y no aplicó los protocolos internacionales que recomiendan medidas necesarias para investigaciones de ejecuciones extralegales. Hoy la causa está en manos de la Fiscalía de Violencia Institucional a cargo de Karina Bartocci y aunque se reactivó la investigación, ni José Villalba del Comando Radioeléctrico ni Daniel Sabater de Policía Vial han sido imputados por asesinato. En casos de ejecuciones extralegales es fundamental la recolección y producción de pruebas en los primeros momentos luego de producido el hecho. Ese día, los primeros en llegar al puente Sorrento fueron los compañeros de los efectivos implicados. Es la misma policía quien suele tener acceso a la escena y quien se investiga a sí misma. La versión policial se convierte en la versión oficial.

El proyecto Escribirte en la historia tal vez también sea algo más. En palabras de María Victoria Pita -investigadora independiente del CONICET, miembro de la comisión del Doctorado en Derechos Humanos de la UNLa y autora del libro Formas de morir, formas de vivir. El activismo contra la violencia policial- "es también la producción de una memoria de las políticas, o más específicamente de unas memorias del activismo de los derechos humanos": "Registrar hechos, sucesos, acontecimientos, lo que pasó según la diversidad de relatos, ordenar un listado es más que una tarea burocrática. Es una tarea política. Se trata de identificarlos, es decir, de nominar, y nominar es nombrar, clasificar, trabajar con las palabras para organizar hechos conforme ciertas categorías. Y las categorías no son palabras cualesquiera sino la suma de una serie de precisiones, acciones que definen e indican un sentido y clausura otros". Según la investigadora, Escribirte en la historia "ofrece la posibilidad de pensarse como una política pública que sea memoria activa, registro del presente, es decir, que sea a la vez memoria y registro de las dinámicas, lógicas y prácticas en las que fincan en el presente las diversas violencias de Estado y también memoria y registro del activismo de los derechos humanos".  

Hacia el final del texto, Vicente -padre de Godoy- pide: "Que me muestren las leyes. Muéstrenme dónde dice que tienen que matarlo por la espalda". Los Godoy salieron a buscar justicia el 2 de junio de 2015, cortaron al tránsito el puente Sorrento con gomas prendidas fuego y carteles con el rostro sonriente de Carlitos. La muerte, algo aparentemente íntimo de círculos familiares, se volvió política. Los familiares de víctimas de violencia policial han ido construyendo desde el regreso de la democracia - a veces de manera organizada y otras de manera espontánea- prácticas de activismo que actúan como resistencia a la impunidad. Éstas siempre se retoman en cada caso donde la violencia del Estado arremete sistemáticamente a jóvenes de sectores populares. A veces, con casos de resonancia nacional: Bulacio, Lepratti, Arruga, Casco, Maldonado. El activismo de los organismos históricos de derechos humanos -ubicados en los mismos procesos históricos que la lucha contra el gatillo fácil, a veces articuladamente o no, pero siempre retroalimentándose entre sí- que denuncian y actúan por la Memoria, la Verdad y la Justicia hace 40 años, sabe de eso.

Estas muertes trascienden lo individual y cada una de ellas lesiona al tejido colectivo. El canto que se repite en las marchas contra el gatillo fácil, "las balas que vos tiraste van a volver" -junto con otras prácticas creativas y con resonancia en las causas judiciales-, no habla de venganza literal sino de búsqueda de justicia. Búsqueda de reconocimiento a los muertos -y a sus familias- como víctimas y a los crímenes como forma de violencia institucional, desde los consensos sociales que permitieron y permiten, legitiman y avalan esas prácticas; y desde el Estado, en la atención, acompañamiento, protección y acceso a la Justicia. Como dice la crónica: "Un crimen que el Estado cometió y está obligado a castigar".
Post date: 2018-06-26 23:52:00
Post date GMT: 2018-06-26 23:52:00

Post modified date: 2018-06-26 23:52:00
Post modified date GMT: 2018-06-26 23:52:00

Export date: Mon Dec 6 14:20:42 2021 / +0000 GMT
This page was exported from Sin Cerco [ http://sincerco.com.ar ]
Export of Post and Page has been powered by [ Universal Post Manager ] plugin from www.ProfProjects.com